Una familia porteña necesitó en enero último un ingreso mensual de $13.821,47 para no ser considerada pobre, y ya que la canasta básica registró un aumento del 34% comparada con el mismo período del 2016, se informó este lunes.

El costo de esa canasta para una familia tipo aumentó 1,3% en enero respecto de diciembre último, de acuerdo con las cifras de la Dirección de Estadísticas porteña.

El Sistema de Canastas de Consumo de la Ciudad de Buenos Aires mide la capacidad de acceso de los hogares para cubrir un conjunto de bienes y servicios compatible con el estándar de vida de la población de la Ciudad y que definen los niveles de indigencia y pobreza.

Las cifras de la Dirección de Estadísticas, cuyo relevamiento alcanza solo a la ciudad de Buenos Aires, registraron que para no ser indigente una familia debió tener ingresos mensuales por 6.865,24 pesos en enero último, lo que implica un aumento del 28,8% respecto de igual mes del año anterior.

El Costo de la Canasta Alimentaria, que marca el nivel de indigencia, aumentó un 1,7% en enero respecto al mes anterior, de acuerdo con las cifras oficiales.

El INDEC prevé dar a conocer este martes la valorización mensual de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) y de la Canasta Básica Total (CBT), correspondiente a enero, ampliando la medición al Gran Buenos Aires.

Si se aplica el porcentaje de precios minoristas de enero, que aumentaron un 1,3%, el costo de la CBT del INDEC se ubicaría entorno a los 13.326 pesos, ligeramente por debajo de la medición porteña.