La primera víctima de Trump: lo deportaron y se suicidó
La primera víctima de Trump: lo deportaron y se suicidó

Un ciudadano mexicano que fue deportado de Estados Unidos se suicidó arrojándose desde un puente en la frontera entre ambos países, a la altura de la ciudad de Tijuana.

El suicidio de Guadalupe Olivas Valencia ocurrió minutos después de ser expatriado. Tenía 45 años y era natural del estado Sinaloa, en el noroeste del mexicano.

El hombre fue declarado muerto por el golpe que sufrió en la cabeza por la caída, según declararon los médicos que lo revisaron.

Según fuentes de los investigadores, el suicida acababa de ser deportado porque en el lugar de los hechos encontraron la bolsa que se entrega en el momento de la deportación con algunas de sus pertenencias.