En medio de cierres, despidos y suspensiones, el ministro Dujovne afirmó que ya no hay recesión
En medio de cierres, despidos y suspensiones, el ministro Dujovne afirmó que ya no hay recesión

"En la Argentina la recesión ha terminado. Ya terminó", aseguró el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en una entrevista que concedió al diario La Nación. Allí afirmó que "en el cuarto trimestre de 2016 tuvimos un crecimiento muy sólido. Ese es el inicio de un proceso muy sostenido de crecimiento, que va ir ganando fuerza y tracción a lo largo de 2017".

El funcionario realizó estas declaraciones en medio de una gran cantidad de ejemplos que contradicen sus opiniones. Entre las noticias de los últimos días, se supo de la crisis que atraviesan las grandes empresas lácteas por la baja del consumo, lo cual obligará a La Serenísima y Sancor a cerrar plantas en distintos lugares del país.

También las suspensiones masivas y prolongadas en la automotriz VolksWagen, que los trabajadores denunciaron como despidos encubiertos. Ni hablar de la crisis que atraviesan otros sectores como textiles, electrodomésticos o calzado, entre otros, en parte por la apertura de importaciones y en parte por la caída del consumo.

Sin embargo, Dujovne, en la entrevista con La Nación, habló de "un futuro brillante para la economía argentina", y vaticinó que este año "va a ser sólo el inicio de un período que va a ser recordado, cuando lo miremos con un zoom dentro de algunas décadas, como el que dio vuelta la página de la decadencia y el estancamiento de la Argentina".

Por otra parte, le respondió al presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, quien había adevertido hace unos días que se vienen "tres meses difíciles" en materia de inflación. Dujovne manifestó que él "volvería aún un poco más suave la expresión".

"Vamos a tener tres meses con una tasa de inflación un poquito más alta que la que tuvimos en diciembre y en enero probablemente, pero específicamente por la suba de algunos precios regulados", pronosticó el funcionario, aclarando que se trata de "la suba de la electricidad en febrero y la del gas en abril".