Kellyanne Conway, asesora del presidente estadounidense Donald Trump, despertó críticas en la prensa y las redes sociales por arrodillarse en un sofá del salón Oval de la Casa Blanca durante una recepción oficial.

En una imagen tomada por un fotógrafo de la AFP, Conway aparece de rodillas sobre un sofá de la oficina presidencial con el celular en la mano mientras que Trump posa para una foto con los líderes negros de colegios y universidades.

Un columnista del diario The Wall Street Journal fustigó la actitud de Conway y sugirió que un comportamiento semejante de asesores de administraciones previas habría provocado protestas aún mayores.

"Si Rice o Jarrett se hubieran sentado de la misma forma en el Salón Oval, los conservadores habrían quedado roncos durante semanas por tanta critica", escribió Bret Stephens, en alusión a Susan Rice y Valerie Jarrett, cercanas asesoras del expresidente Barack Obama.

El propio Obama, quien fue fotografiado muchas veces en posturas relajadas, también fue blanco de críticas por aflojar el código de vestimenta de traje y corbata.

Muchos usuarios de Twitter criticaron a Conway al considerar que su lenguaje corporal constituyó una "falta de respeto".Algunos realizaron comparaciones con una foto de 2013 del Obama con sus pies sobre el escritorio del Salón Oval. "Recuerden cuando los Republicanos perdían la cabeza por la decoración de la oficina Oval de Obama", tuiteó un usuario.