Foto: Hernán Nersesian
Foto: Hernán Nersesian

En un extraño acto donde dejó inaugurado un ciclo lectivo que no comenzó, el presidente Mauricio Macri habló hoy a todo el país desde la localidad de Volcán, en la provincia de Jujuy.

Su mensaje, lleno de reproches y hostilidad hacia los docentes que reclaman por un salario más justo después de un año donde la inflación superó el 40%, tenía múltiples destinatarios.

Pero tal vez el mandatario se olvidó de que había algunos niños presentes en el lugar, que no estaban dispuestos a escuchar su arenga. En una foto que tomó el fotógrafo Hernan Nersesian se puede ver a uno de ellos que, tal vez harto de su discurso, se tapa ostentosamente los oídos.

Una foto que quedará para la posteridad, tal vez como un símbolo.