Tras el 8M: mujeres profundamente violentadas por el capricho represivo
Tras el 8M: mujeres profundamente violentadas por el capricho represivo

Ayer luego de una marcha histórica, con participación plural de las mujeres de nuestro país, supimos alrededor de las 20 que un reducido grupo había prendido fuego unos cartones frente a la catedral. En ese contexto empezamos a desconcentrar hacía el sur, alertando a nuestras compañeras de lo que estaba sucediendo.Nos quedamos cortas pensando que no serían más que un par de gases lacrimógenos. Dos horas nos avisaron que la policía estaba desatada. Les dieron la orden de desalojar y la cumplieron con saña.

Primero entraron en una pizzería q estaba a 4 cuadras de la plaza obligando a la gente a retirarse. Quedaron dos mujeres en el baño. Bajo la amenaza de "negra de mierda, si te resistis te vamos a quebrar los brazos" se las llevaron.

Siguieron levantando pibas al voleo de paradas de colectivo. A unas cuadras sobre diagonal sur había un gazebo, en el cual un grupo de mujeres pasaban música y bailaban. Arrasaron con ellas sin previo aviso. Muchos golpes, pocas caricias, para un grupo de mujeres jóvenes que han sido criadas en libertad, donde las marchas eran fiestas que tomaban el espacio público con reivindicaciones políticas y algarabia. Todas ellas terminaron golpeadas en la comisaría con causas armadas. El llamado "combo protesta": atentado, resistencia a la autoridad y lesiones.

La buena noticia: mucha prueba a favor nuestro. Muchos vídeos, muchas testigos. Alianzas que se profundizan: Madres de Plaza de Mayo, el Cels, la Correpi, legisladoras, la Defensora del Pueblo María Rachid y por supuesto, las que más saben de enfrentarse con la la violencia policial: las trabajadoras sexuales.Todas haciendo vigilia en las comisarías para acompañar a esas mujeres profundamente violentadas por el capricho represivo.


Esta mañana fueron todas liberadas. La Procuvin junto con la UFEM se encuentra transferencia recabando testimonios para iniciar las investigaciones por violencia institucional.

Las tapas de los diarios de hoy hablan de disturbios en la catedral, nadie dice que la movilización de ayer fue más grande que la de la CGT. Urge deslegitimar al movimiento de mujeres. Somos verdaderamente una amenaza. Un peligro terrible en medio de una crisis de representación, donde PUSIMOS FECHA LA PUTA QUE TE PARÓ!

Hay estados de conciencia de los cuales no se retorna. Ayer fue una jornada agridulce, con llanto de felicidad y emoción, pero también de rabia y de dolor. Así es este movimiento, que lucha, sangra y baila por la herida, pero que no se detiene y sigue creciendo.

Ni una menos. Vivas nos queremos