Uno de los estereotipos más instalados en el imaginario colectivo es el obrero de construcción que le grita e incomoda a las mujeres que pasan por las obras en construcción. Sin embargo, un grupo de trabajadores hizo una original medida para sumarse al colectivo de mujeres que toma fuerza en la lucha por menos desigualdades con sus pares masculinos.

Se trata de una obra del arquitecto Fernando Battista quien aseguró que tomó la idea cuando vio una obra en construcción en México. "Me pareció bueno imitarlo porque podría servir como ejemplo", sentenció el hombre sin imaginar, o al menos así lo señala, la repercusión que generó.

"Nuestro patrón nos pidió que nos comportemos seriamente, sin decirle nada a las mujeres que pasan por acá y a nosotros nos parece muy bien, respetamos esa indicación", dijeron los obreros de la obra al ser consultados por el cartel segùn consigna una nota de Minutouno.