La producción industrial y la construcción volvieron a mostrar números rojos en febrero, por lo que acumulan hasta más de 12 meses de bajas consecutivas.

En primer lugar, la actividad fabril registró en el segundo mes del año una caída de 6% con relación a igual mes del año pasado, mientras que la construcción retrocedió 3,4%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Así, la actividad industrial cayó por decimosegundo mes al hilo y cerró el primer bimestre del año con un descenso de 3,5%; en tanto que la construcción acumuló 14 bajas consecutivas, con un retroceso del 2,9% en lo que va del año.

CONSTRUCCION CON 14 CAÍDAS INTERANUALES

En enero de este año, según el informe, la construcción tenía 408.787 puestos de trabajo registrados, 262 puestos menos que en el primer mes del 2016.

En otro dato negativo en el desagregado del ISAC, los metros cuadrados autorizados para edificación fueron en febrero 402.407, el número más bajo en más de dos años.

INDUSTRIA ACUMULA 13 CAÍDAS CONSECUTIVAS  

La actividad industrial registró en febrero una caída del 6% interanual y con esta merma ya son 13 los meses en los que se registró esta tendencia de manera consecutiva, informó hoy el Indec.

La actividad que registró el mayor desplome es el hilado de algodón en el rubro textil, que se contrajo 31,9% en el segundo mes del año, seguida de una contracción del 18,6% en la producción automotriz y un 18,5% de neumáticos.

"En el primer bimestre de 2017 el EMI presenta una disminución de 3,5% con respecto al mismo período del año anterior", indicó el Indec en un comunicado.

En el detalle del acumulado de lo que va de 2017, los resultados son negativos para casi todos los rubros, que sufrieron fuertes contracciones: la industria textil (-16,8%), la edición e impresión (-9,5%), las industrias metálicas básicas (-9,4%), los productos minerales no metálicos (-6,8%), el bloque de papel y cartón (-5,9%) la industria del tabaco (-5,6%), la metalmecánica excluida la industria automotriz (-5,1%), la refinación del petróleo (-4,6%), los productos de caucho y plástico (-4,3%), la industria alimenticia (-3,1%) y la industria química (-1,8%).

La caída del sector lácteo (-14,4% en el primer bimestre) fue uno de los factores determinantes para el resultado negativo de la industria alimenticia en general. El otro fue la caída del 13,8% de la molienda de cereales y oleaginosas.