El Parlamento venezolano, de amplia mayoría opositora de derecha, acusó este jueves al presidente Nicolás Maduro de dar un golpe de Estado, luego de que el Tribunal Supremo asumió mediante sentencia las competencias del Legislativo.

Esta decisión surgió en respuesta a un recurso de interpretación en el que cuatro abogadas pidieron al Supremo analizar el alcance de un artículo constitucional y otro de la Ley Orgánica de Hidrocarburos.

Estos apartados establecen que la constitución de empresas mixtas “requerirá la aprobación previa” de la AN, “a cuyo efecto el Ejecutivo (...) deberá informarla de todas las circunstancias pertinentes a dicha constitución y condiciones, incluidas las ventajas especiales previstas a favor de la República”.

"En Venezuela Nicolás Maduro dio un golpe de Estado", denunció el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, quien protestó frente a las cámaras del fallo del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), calificándolo de "basura".Borges instó además a la Fuerza Armada a no "seguir callada frente a la ruptura de la Constitución".

Captura de pantalla: El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Julio Borges
Captura de pantalla: El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Julio Borges

Ayer, la Sala Constitucional del TSJ asumió las funciones del Parlamento."Mientras persista la situación de desacato y de invalidez de las actuaciones de la Asamblea Nacional, esta Sala Constitucional garantizará que las competencias parlamentarias sean ejercidas directamente por esta Sala o por el órgano que ella disponga", indicó el fallo.

La oposición anunció protestas a partir del sábado. El tribunal, al que la oposición acusa de servir a Maduro, declaró en desacato al Legislativo en enero de 2016, debido a la juramentación de tres diputados opositores cuya elección fue suspendida por presunto fraude. Por ello ha anulado todas las decisiones parlamentarias.

Aunque la cámara desvinculó a esos diputados posteriormente, la corte considera que el acto no fue formalizado.

REPERCUSIONES EN ARGENTINA 

Diputados oficialistas se reunieron con la esposa del dirigente opositor venezolano Leopoldo López, Lilian Tintori, quien reclama que se considere a su esposo como preso político y solicitó a los legisladores que respalden el pedido para que se aplique en la OEA la Carta Democrática a Venezuela, a cuyo gobierno acusa de cometer violaciones a los derechos humanos.