Foto Twitter
Foto Twitter

Los casos de abuso policial se suceden día día esta vez la policía bonaerense sumó un nuevo capítulo a su historial de violencia represiva al dejar esta madrugada esposada en su domicilio a una menor de edad en la Isla Maciel, tras allanar la vivienda y llevarse detenido a su padre por supuesta tenencia de drogas y armas.

En diálogo con el programa de Gustavo Sylvestre por Radio 10, Honoria, la tía de la menor negó que la familia comerciara drogas. "En la madrugada me vienen a avisar que estaban allanando la casa de mi sobrina y que era un allanamiento por drogas. Drogas nunca podría haber ahí, porque ellos saben muy bien dónde se vende la droga y dónde se distribuye".

Según el relato de la mujer, luego confirmado por la menor, Sheila de 16 años, habría sido golpeada por los agentes al intentar defender a su padre y esposada. "Golpearon a mi sobrina menor, terminaron el allanamiento, se fueron y a mi sobrino se lo llevaron detenido. Le pusieron drogas y armas. Esa es la policía que quiere el Gobierno de ahora, parece", expresó.

"Me esposó una policía mujer. Me dijo que me iba a esposar y que si seguía gritando me iba a llevar detenida. Yo estaba gritando porque le estaban pegando a mi papá", contó Sheila, cuando le pasaron la comunicación. "Es mentira que vendemos droga, a mi papá le pusieron droga y fierros. Se fueron y me dejaron acá esposada. La mujer policía y dos policías hombres me golpearon en la cara y en el cuerpo", relató la menor.

En tanto, el padre Paco que se encontraba acompañando a la familia agregó en diálogo con Sylvestre: "acá se pasaron todas las normas por encima, cuando a mí me vinieron a contar a las ocho de la mañana yo no me lo podía creer. La dejaron esposada en la casa. Acá está pobrecita, parece un pollito mojado, le estábamos teniendo recién el celular en la oreja para que pudiera hablar por teléfono".

"En el barrio todos sabemos quién vende y quién no vende. Suele ser una práctica común de la policía el plantar prueba cuando tienen algo para sacar, eso es bastante común, al igual que hacer los allanamientos con violencia", concluyó.