Donald Trump bombardeó Siria y después llamó a "poner fin al derramamiento de sangre"
Donald Trump bombardeó Siria y después llamó a "poner fin al derramamiento de sangre"

El gobierno de Estados Unidos lanzó 59 misiles crucero Tomahawk contra una base aérea de Siria en respuesta a un ataque con armas químicas que, según Washington, fue ordenado por Bashar al-Assad.

"Por orden del Presidente, las fuerzas de Estados Unidos realizaron un ataque de misiles crucero contra un aeródromo de la Fuerza Aérea Siria aproximadamente a las 4.40 de la mañana del 7 de abril en Siria", indicó el Pentágono, que además señaló que "el ataque tuvo como objetivo el Aeródromo Shayrat en la ciudad de Homs y fue en respuesta al ataque con armas químicas del gobierno sirio el 4 de abril en Khan Sheikhoun, que mató y lesionó a cientos de pobladores sirios inocentes, incluidos mujeres y niños".

Trump habló con la prensa en Florida y les confirmó su orden del ataque. "Es vital para la seguridad nacional", indicó a los periodistas.

Más tarde, el mandatario manifestó que "Assad ahogó a los indefensos". Además y curiosamente tras el lanzamiento de 59 misiles, Trump llamó a "todas las naciones civilizadas" a buscar el fin de la "matanza y el derramamiento de sangre" en Siria.

El último jueves el Consejo de Seguridad de la ONU no logró alcanzar un acuerdo sobre una resolución sobre Siria, cuando ya se había divulgado la información de que la Casa Blanca tenía listos los ataques.

Al respecto, los gobiernos del Reino Unido, Israel y Arabia Saudi expresaron su apoyo al bombardeo ejecutado por Trump.

Putin, furioso

Desde Moscú, en tanto, la reacción fue durísima. El presidente ruso Vladimir Putin expresó que el ataque fue una "agresión contra un estado soberano" que causan un "daño considerable" en las relaciones entre Moscú y Washington.

El líder ruso se expresó a través del vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, quien subrayó que la acción militar de Trump fue "una violación de las normas del Derecho Internacional y, encima, bajo un pretexto inventado".

En la misma línea, Moscú expresó que esta avanzada militar es "un intento de desviar la atención de las numerosas víctimas civiles en Irak".