El Movimiento Evita expresó hoy "profundo dolor" luego del asesinato de la militante de ese espacio Micaela García luego de su secuestro a la salida de un boliche en Gualeguay.

La joven de 21 años militó en los barrios humildes con el deseo de transformar la sociedad y fue conocida por sus compañeros por un fuerte compromiso político en el derecho de los sectores postergados y las mujeres.

Luego de conocerse la terrible noticia distintos sectores de la sociedad convocaron a una manifestación para expresar repudio por el crimen y exigir al estado que prevenga hechos similares y cualquier tipo de violencia contra las mujeres.

El comunicado completo

El Movimiento Evita expresa su profundo dolor por este hecho que nos conmueve y nos llena de desazón y tristeza. Su familia, amigas, amigos, las y los compañeros de Micaela estamos de duelo.

Nuestra compañera de 21 años no está compartiendo con nosotrxs su cotidianidad. Micaela es una militante de los derechos de los más humildes, de los derechos de una sociedad más Justa y Soberana, con un compromiso social admirable. Micaela, nuestra compañera, forma parte de una generación que alza su voz irreverente a favor de las mujeres, de las niñas y los niños, de lxs laburantxs.

Porque sabemos que para las mujeres la calle es peligrosa, porque sabemos del poder machista que avasalla y violenta el cuerpo de las mujeres, porque siempre el prejuicio recae sobre lxs jóvenes que viven su vida con libertad.

Queremos justicia por Micaela. La búsqueda de Micaela fue una movilización nacional que advierte que el Estado debe accionar y prevenir la violencia contra las mujeres, nos debe dar mayor seguridad y protección con políticas concretas. Nos debe garantizar derechos y transformar reglas, leyes, códigos misóginos que protegen violentos antes que la vida de las mujeres.

Exigimos a los tres poderes del Estado que dispongan de los mecanismos necesarios para que la búsqueda y rastreo de personas desaparecidas implique un protocolo de emergencia en las fuerzas de seguridad. Para que puedan actuar rápido, sin burocracia, con los elementos pertinentes y coordinados con los Estados provinciales y municipales.

Asimismo, señalamos que es prioridad responsabilizar públicamente a los miembros del Poder Judicial, que como el Juez Rossi, son cómplices de la violencia machista, tanto con la dilación de sus sentencias como con la indiferencia que muestran ante casos que son por demás probados.

Pedimos el cumplimiento de la Ley 26485 en todos los ámbitos, formación en género y acciones urgentes en los medios de comunicación.

Por Micaela seguiremos luchando por un país con Tierra, Techo, Trabajo y Justicia para todxs. Hoy nos movilizamos en todas las plazas del país para pedir #NiUnaMenos. Ni una Micaela menos. Ni una compañera menos. Vivas las queremos!