Seguridad reforzada y carteles hostiles: la complicada visita de Macri y Vidal a Morón
Seguridad reforzada y carteles hostiles: la complicada visita de Macri y Vidal a Morón

Mauricio Macri y María Eugenia Vidal tuvieron una mañana complicada en la localidad bonaerense de Castelar, partido de Morón, en el oeste del conurbano. Acompañados por el intendente, Ramiro Taglieferro, llegaron hasta ahí para inaugurar 23 viviendas construídas por la gestión anterior a través del plan Procrear.

Sin embargo, no pudieron hacer un acto en el lugar y la actividad se circunscribió a una reunión en un lugar cerrado, del cual el jefe comunal dio a conocer imágenes en las redes sociales. Sucede que los vecinos del lugar no recibieron de la mejor manera al mandatario: carteles con acusaciones de "represor" y también de apoyo a la ex presidenta Cristina Kirchner conformaron una bienvenida no del todo amistosa.

De ese modo, luego de la breve reunión, el Presidente y la gobernadora se retiraron velozmente del lugar. Para la visita se montó un impresionante operativo de seguridad, con un importante despliegue de vehículos y efectivos policiales, incluso francotiradores.