Foto: Diario El Eco, de Tandil
Foto: Diario El Eco, de Tandil

Antes de los reclamos e insultos a la salida de una iglesia que empañaron su nuevo descanso en Tandil, el presidente Macri ya había pasado un momento incómodo dentro del propio templo.

Ocurrió cuando el sacerdote Raúl Troncoso, sorprendió en medio de su sermón manifestando su apoyo a la lucha docente delante del jefe de Estado: "Personalmente quisiera decir: yo he sido docente durante muchísimos años, en ámbitos rurales. Sé lo que significa esta tarea y esta pasión, por eso quisiera acompañar a los maestros en este momento", expresó, ante el estupor de los presentes.

Troncoso también aludió al momento que sufren los investigadores y científicos al incluirlos en la siguiente frase: "No buscamos confrontar, sino acompañar y valorar la enorme tarea de los maestros, docentes e investigadores en nuestra sociedad. Pidamos y reflexiones sobre esto esperando la resurrección de Jesús".

Al conocer la noticia, muchos se preguntaron quién es Raúl Troncoso. Se trata de una de las personalidades más importantes de Tandil, que durante casi tres décadas fue párroco de la iglesia del Santísimo Sacramento. Troncoso es además amigo personal de Jorge Bergoglio, a quien visitó en más de una ocasión en El Vaticano desde que se convirtiera en el papa Francisco.

Además, Troncoso fue preso político durante la última dictadura, que lo mantuvo encarcelado durante cinco años. “Nos daban una paliza todos los días”, contó hace pocos años, recordando aquella dolorosa experiencia.