Parece mentira, pero en pleno sigo 21, se siguen repitiendo acciones basadas en los prejuicios y no en las leyes. Esta vez, dos efectivos de la policía local de Morón obligaron a separarse a dos mujeres que estaban abrazadas en una plaza.

Ocurrió en la plaza Alsina, de Villa Sarmiento, una de las cinco localidades que conforman el partido bonaerense gobernado por Ramiro Tagliaferro.

Una transeúnte vio la escena y comenzó a grabar imágenes con su celular, a la vez que interpelaba a los policías por su actitud. Además de no poder justificar lo que habían hecho en base a ninguna norma legal vigente, uno de los efectivos se negó también a identificarse.

El video muestra lo insólito y a la vez preocupante de la situación.