Luego de la represión de anoche en la puesta de la casa de la gobernadora Alicia Kirchner, gremios y organizaciones se manifestaron desde las 18 en el centro de Río Gallegos.

No obstante, un grupo de personas se dirigió nuevamente a la residencia de la primera mandataria provincial.

"Es muy violento lo que pasó anoche, y también es muy violento que no haya clases, que en Santa Cruz estén los hospitales vaciados y una obra social que no de respuestas", había declarado el secretario general del gremio docente Pedro Cormack.

De acuerdo con la ex presidenta Cristina Kirchner, que se encontraba en la morada el viernes a la noche, se trató de "un ataque absolutamente planificado y organizado por hombres de Cambiemos".

“Lo que tendría que preguntarse Alicia Kirchner es por qué se generó todo esto por tres personas que vieron a Cristina entrar a su casa y mandaron un WhatsApp"


Por su parte, el dirigente del Partido Obrero Miguel del Pla habló tras la conferencia de prensa y rechazó las declaraciones de Alicia Kirchner, quien había apuntado a “un ataque planificado”. “más espontáneo que esto, no existe”, dijo en declaraciones a Prensa Obrera. Luego agregó que la manifestación se “organizó por tres personas que mandaron  un WhatsApp” que vieron a Cristina Fernández entrando a  la casa de la gobernadora.

Algunos manifestantes se dirigieron a la residencia oficial este sábado.
Algunos manifestantes se dirigieron a la residencia oficial este sábado.



“Lo que tendría que preguntarse Alicia Kirchner es  por qué se generó todo esto por tres personas que vieron a Cristina entrar a su casa y mandaron un WhatsApp, y no victimizarse pensando que es una conspiración”. Y agregó que “el pueblo se manifestó de manera pacífica, no voló una piedra hasta que la policía reprimió”.

“Creemos que la única salida es que se abran los libros de la provincia, que los trabajadores podamos acceder directamente a los números de la provincia”, consideró porque “la provincia dice un numero y el gobierno nacional dice otro”.