Los disparates orientados a culpar al gobierno anterior por las falencias de la administración Macri a veces superan lo imaginable. Esta vez, el Secretario de Redacción de Clarín, Osvaldo Pepe, en una columna editorial atribuyó a una improbable secuela de "la era K" el desubicado relato de Mauricio Macri sobre los habitantes de un geriátrico y la pornografía.

"Tuvimos algunos problemas porque tuvimos que cancelar cuentas porno porque batían record de pornografía. Los abuelos estaban tremendos", había dicho el mandatario, en aquella recordada frase.

Pasados unos días, en la edición de hoy, el experimentado periodista de Clarín encontró la manera de aludir a la "pesada herencia" incluso en este episodio. Así lo planteó: "Macri pegó un resbalón sin necesidad. En el Centro Cultural Kirchner le salió un chiste de mal gusto sobre 'los abuelos', segmento etario hoy de perfil difuso. Quizá se debió a la influencia de algún espíritu travieso y lenguaraz de otros tiempos que habita ese megaespacio heredado de la era K".

Tal vez la necesidad de "compensar" una crítica al actual gobierno llevó al editorialista a forzar una figura tan ajena al periodismo político, perteneciente más bien al terreno de lo esotérico y lo paranormal. Lamentablemente -o por fortuna-, los visitantes de la web de Clarín no pueden ver la nota, ya que la sección "En confianza", donde fue publicada, no se publica en la edición digital de Clarín. Solo puede leerse en la página 2 de la edición impresa.