En medio de una charla que brindaba para un auditorio colmado de dirigentes sindicales, convocados en la sede de SADOP (docentes privados), la ex presidenta Cristina Kirchner tiró la bomba: "Me excluyo".

Cristina venía hablando de los votantes que en su momento creyeron en Cambiemos: "Tampoco nos enojemos con los que creyeron, porque tampoco sirve eso. Pero sí ayudémoslos a que comprendan que es necesario que nos den una mano" para la reconstrucción.

Pero de repente, aclaró: "No lo estoy haciendo desde mi persona. Me excluyo. Y nadie grite ni nada. Me excluyo porque es necesario además ayudar a pensar a la gente sin que la confundan con falsos dilemas o estúpidas contradicciones, o un nombre o un apellido".

Habló del "honor de haber sido elegida dos veces presidenta por los ciudadanos y ciudadanas de la Argentina". Y cerró: "Por eso también siento que tengo una inmensa responsabilidad", "como tuve tan grandes honores, ser la que más ayude a construir esa unidad".