La venta en locales comerciales de remeras con inscripciones que estimulaban la violencia contras las mujeres provocó la preocupación de las autoridades. Por este motivo el Concejo Deliberante de la ciudad de La Plata aprobó una ordenanza que prohíbe la venta de este tipo de productos.

La ordenanza indica que los comercios de la capital provincial no podrán vender prendas de vestir con inscripciones, leyendas, dibujos, graffitis o estampados que inciten a la violencia de género, y en caso de detectarse infracción se les obligará al retiro de la prenda objetada y de no hacerlo sufrirán multas y hasta clausura del local.