Un albañil de 40 años fue detenido hoy en la ciudad de Córdoba como sospechoso de la muerte de Elsa Marta Sosa de Fagetti (62), testigo y querellante en el juicio por crímenes de lesa humanidad cometidos en la ciudad mendocina de San Rafael, quien el viernes último fue encontrada ahorcada en su vivienda de la capital cordobesa, informaron fuentes judiciales.

Según el diario La voz, el comisario inspector Roberto Villada aseguró que "no termina aquí la investigación, pero hay certeza de que dimos con el principal implicado".

“Descartamos un robo y nos estaríamos acercando a una hipótesis de crimen de instancia privada”, dijo la fiscal Claudia Palacios, a cargo de la causa.

La funcionaria judicial manifestó a la emisora local LV3 que el albañil trabajó en la casa de la víctima y que hoy fue atrapado tras un allanamiento en su vivienda del barrio Estación Flores de la capital de Córdoba, donde secuestraron elementos vinculados con el delito.

Según Palacios, el sospechoso, cuya identidad no fue dada a conocer, quedó imputado por el delito de "homicidio calificado criminis causa" , al sostener que pudo haber asesinado a la mujer para ocultar otro ilícito como el de “instancia privada”.

El cadáver de Sosa de Fagetti fue encontrado por su hija y su yerno en la casa en la que la mujer vivía sola, situada sobre la calle Pastor Taboada al 900 del barrio Altos de Vélez Sarsfield de la capital cordobesa.

Sosa era esposa de Aldo Fagetti, militante de la Juventud Peronista y Montoneros, quien trabajaba como empleado de Rentas en San Rafael y fue secuestrado el 25 de febrero de 1976.

Por su desaparición, Sosa no sólo era testigo sino además querellante en uno de los juicios por crímenes de lesa humanidad más importantes del país en número de casos y genocidas acusados.

El caso de Fagetti es emblemático, ya que en 2007 motivó que el juez federal de Mendoza Héctor Acosta pidiera la detención de la ex presidenta Isabel Martínez de Perón, radicada en España.