Macri abucheado en un acto público

Quienes planifican las apariciones públicas de Mauricio Macri tienen especial cuidado de no exponerlo al descontento popular, en medio de una política que viene generando la destrucción del empleo, la caída de la industria y el retroceso del salario.

Esta vez, la apuesta era arriesgada: la inauguración de un centro de salud de una obra social sindical. Sin embargo, el ingrediente que desató las expresiones de rechazo fue una frase del propio mandatario.

La mayor tensión se produjo cuando Macri destacó la importancia de “haber puesto el país en marcha otra vez, que hace siete meses se genere trabajo formal”. A su lado, el secretario general de SMATA, Ricardo Pignanelli, buscaba con relativo éxito apaciguar los ánimos.