La asamblea extraordinaria de la cooperativa láctea Sancor aprobó hoy por unanimidad el ajuste de la empresa, el fideicomiso acordado con el gobierno nacional y la incorporación de un socio estratégico, con lo que busca ganar aire y negociar en mejores condiciones.

En un encuentro que congregó a productores, síndicos y directivos en la sede central en la ciudad santafesina de Sunchales, se definió que los apoderados de Sancor "negocien las condiciones, contrataciones, cláusulas contractuales, términos y condiciones y demás documentación para implementar el Plan Sancor, el fideicomiso financiero de administración y suscribir los documentos necesarios que corresponda a ese efecto".

La asamblea se realizó en la sede de Sancor Cooperativas Unidas Limitada, situada en Richieri 15, de Sunchales, ciudad ubicada unos 135 kilómetros al noroeste de la ciudad de Santa Fe.

La aprobación del plan incluía los acuerdos con la Nación y con la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra).

Además, se aprobó el ingreso de los $450 millones del Fondo para el Desarrollo Económico Argentino (Fondear) del Gobierno nacional para paliar la crisis que afecta a la cooperativa; de esos 450 millones, la empresa ya usó 200.

CAMBIEMOS IMPUSO LA PRECARIZACION LABORAL EN EL SECTOR

Por su parte, el gobierno nacional consiguió enviar un mensaje flexibilizador a todo el sector en crisis. A principios de mes, Macri marcó las condiciones para realizar el préstamo de salvataje: exigió que los trabajadores se rebajen un 15 por ciento de sus salarios y luego avanzó sobre el bono extraordinario que las empresas pagan por cada trabajador desde 2009, destinado al fondeo de la obra social gremial.

Cambiemos logró que el gremio aceptara discutir puntos centrales del convenio colectivo como regímenes de licencia, accidentes y enfermedades, polifuncionalidad o multitareas y presentismo.

Con esas condiciones, el Gobierno acordó bajar los primeros 200 millones del préstamo de 450 millones.