El ministerio de Energía y Minería analizará esta semana un nuevo ajuste en el precio de los combustibles que regirá a partir de julio, el cual podría ubicarse alrededor del 3%.

Así sucederá luego de que dueños de estaciones de servicio le advirtieran al ministro Juan José Aranguren sobre la necesidad de una recomposición de precios para mejorar la rentabilidad ante la "suba en los costos".

El reclamo fue realizado en un encuentro con el funcionario, en el cual analizaron la evolución de los costos, el valor del petróleo y el tipo de cambio, que son las variables a tener en cuenta para fijar el precio de las naftas y el gasoil.

El presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha), Carlos Gold, indicó días atrás que el principal costo es el de los salarios, que subieron 20 por ciento según la paritaria acordada con el sector.

Por su parte, el secretario de la Cámara de Empresarios del Combustible de la Argentina, Raúl Castellano, estimó que el incremento no debería superar el 3%.

El incremento regirá desde julio y hasta septiembre, ya que cada tres meses el Gobierno realiza evaluaciones respecto de precio de los combustibles al revisar la marcha de los factores a tomar en cuenta para hacer el cálculo de la suba correspondiente.

Cada tres meses, un aumento

El titular de la Cámara de Empresarios de Combustibles, Raúl Castellanos, recordó hoy que en los primeros días de julio habrá una revisión de los precios de las naftas, tal como se hace en forma trimestral, y estimó que puede haber un aumento de hasta 3%.

"El 3% del que se habla surge de que el ministro de Energía, Juan José Aranguren, dijo que, en caso de subir el valor, no iba a ser más que eso y, si llegara a bajar, lo mismo: le puso piso y techo para la variación de precios", explicó Castellanos en diálogo con radio Concepto.

El empresario reseñó que "a principios de año Aranguren y las compañías petroleras acordaron cada tres meses revisar el precio de los combustibles para ver si había que retocarlos; el 1 de enero subió 8% y en abril tuvo una baja de 2,3% en gasoil y 1% en naftas".


"La corrección para el tercer trimestre podría subir o bajar, en esta ocasión es probable que haya una pequeña suba", consideró Castellanos, quien precisó que "el marco legal establece libertad de precios y las compañías lo podrían subir en cualquier momento, pero según el acuerdo el mes próximo lo estaremos sabiendo el 1 o 2 y se va a estar anunciando".