Uno de los hombres más importantes del Vaticano, el cardenal australiano George Pell, fue acusado de abuso sexual infantil. El jefe de Finanzas del Vaticano, de extrema confianza del papa Francisco, fue convocado para enfrentar varios cargos por ese delito.

George Pell
George Pell

Las autoridades de la denominada Santa Sede indicaron que el acusado deberá presentarse ante una corte de Melbourne el próximo 18 de julio.

Se trata del funcionario vaticano de más alto rango que alguna vez haya enfrentado acusaciones por delitos sexuales.

En octubre de 2016, el clérigo católico había sido interrogado en Roma por la policía australiana. En esa oportunidad negó todas las denuncias en su contra, algunas de ellas de vieja data.

En febrero último, en tanto, el senado australiano solicitó al cardenal que volviera a su país "para ayudar a la policía y la oficina victoriana de procesamientos públicos en la investigación". Sin embargo, se negó y argumentó que eso era "una injerencia por parte del Senado en el debido proceso de la investigación de la policía de Victoria".

"El cardenal Pell, como cualquier otro acusado, tiene derecho a un debido proceso y, por lo tanto, es importante que el procesa pueda seguir su curso natural", agregaron fuentes vaticanas.

Pell es ex arzobispo de Sydney y Melbourne. Desde 2014 se desempeña como prefecto de la secretaría de Economía del Vaticano.