Mundo

Conclusiones del G20: más control de fronteras para los migrantes y menos para las empresas

El encuentro llegó a su fin y entre los documentos emitidos se destacaron "el derecho de los Estados de controlar sus fronteras" y "mantener los mercados abiertos".  

Es claro que los climas políticos no son los de antaño: los países latinoamericanos llegaron a la cumbre del G20 sin un plan conjunto, mientras que las derechas imponen sus políticas en gran parte del planeta. La reunión del Grupo de los Veinte, celebrada en Hamburgo el 7 y 8 de julio, fue una demostración más al respecto, donde las naciones emitieron una declaración tendiente a controlar las fronteras frente a la migración informal.

"Enfatizamos el derecho soberano de los Estados de gestionar y controlar sus fronteras y de adoptar en este sentido políticas en intereses propios y de seguridad nacional, así como la importancia de que sea segura y humana la repatriación y la reintegración de aquellos migrantes que no fueron aceptados", reza el documento.

La declaración subraya que los países del G20 se comprometen a ayudar a los migrantes a volver a sus hogares de manera segura, especialmente a los grupos vulnerables como las mujeres y los niños, sobre todo los no acompañados.

Sin embargo, reconoce que "mietras la migración se debe a varias circunstancias políticas, sociales y económicas, los principales motores del desplazamiento forzado incluyen conflictos y desastres naturales a la vez que violaciones de los derechos humanos y abusos", y alerta que el mundo "está experimentando niveles históricos de migración y desplazamiento forzado".

Por otra parte, la cumbre reafirmó su apego a los mercados abiertos: "Mantendremos los mercados abiertos dada la importancia que tiene una estructura recíproca y mutuamente beneficiosa para el comercio y las inversiones".

El texto sigue: "Continuaremos luchando contra el proteccionismo, en particular contra todas las prácticas desleales en el comercio y resaltamos el papel de los instrumentos legítimos de defensa en el ámbito comercial".

El documento insiste en que "el comercio y las inversiones internacionales son motores importantes para el crecimiento, la productividad, la innovación, la creación de empleos y el desarrollo".

A la vez, el texto reconoce, en un tono que suena casi irónico, que los beneficios del comercio internacional no están bien distribuidos: "Debemos aumentar las posibilidades de nuestros pueblos de aprovechar las oportunidades y los beneficios de la globalización económica", realza.

En cuanto al medioambiente, Estados Unidos confirmó su retiro del Acuerdo de París sobre el clima, que entró en vigencia en noviembre de 2016, mientras que el resto de las naciones lo reafirmaron. Hasta ahora, han firmado el Acuerdo 195 países, mientras que 147 lo ratificaron.

El G20 está integrado por Alemania, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, EEUU, Francia, Gran Bretaña, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Rusia, Arabia Saudí, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea.
 

Noticias de “Macri en el G20”
Seguinos