Ocurrió en Gonnet, partido de la ciudad de La Plata. Un grupo de gente se había concentrado para asistir a un encuentro que se había anunciado con la presencia de la gobernadora María Eugenia Vidal, que intenta sostener la alicaída candidatura de Esteban Bullrich como primer candidato a senador por Cambiemos.

Mientras dirigentes del oficialismo aguardaban la llegada de la mandataria, apareció en el lugar un muñeco inflable gigante, de más de 4 metros de diámetro con la forma de la cabeza de Vidal y que en su deforme cuello llevaba un cartel que rezaba "La Vidal".

El particular homenaje a la gobernadora, según los testigos, duró apenas unos minutos, ya que miembros de la organización del acto ordenaron que lo retiraran.

"Apenas lo vieron algunos ministros y militantes pidieron sacarlo, porque no tiene nada que ver con los valores del gobierno, que es de trabajo de equipo", dijo un colaborador de la gobernadora al diario La Nación, que sin embargo no alcaró si había influido en la salida abrupta del globo la imagen extraña que daba de la homenajeada.