El arzobispo de Tucumán aprovechó el Tedeum para reclamarle al gobierno
El arzobispo de Tucumán aprovechó el Tedeum para reclamarle al gobierno

El arzobispo de Tucumán, Alfredo Zecca, llamó hoy a dejar de lado los intereses personales en favor del bien colectivo, y convocó a adoptar esta conducta a ciudadanos comunes, a dirigentes, y en particular, a los gobernantes. "Ningún triunfo social se logra sin postergar los intereses propios, aún cuando sean muchas veces legítimos", sostuvo al oficiar el Tedeum por el Día de la Independencia, en la Catedral de Tucumán.

En su homilía, el prelado sostuvo que "para tener éxito como país es necesario dejar pretensiones muchas legítimas" y llamó a adoptar esta conducta a "los que gobiernan", como los primero que deben dar el ejemplo. A los políticos, empresarios, sindicalistas y dirigentes les recordó que "el poder tiene que tener necesariamente una función social" porque de lo contrario "se produce un quiebre capaz de poner en jaque todo lo que se ha logrado con tanto esfuerzo".

"La educación en Argentina está por lo menos en emergencia, por no decir tragedia"

"Ningún pueblo sale de sus dificultades si no se toma en serio la educación", que debe ser prioritaria en las políticas públicas y "no propiedad de ningún gobierno en particular", agregó el arzobispo.

"La educación en Argentina está por lo menos en emergencia, por no decir tragedia. Todos sabemos de la necesidad de mejorar la calidad educativa porque sin educación no hay futuro, y esto es necesario repetirlo una y otra vez no como slogan, sino con acciones", afirmó Zecca.