Pese a la escasa repercusión en los medios que acompañan fielmente al gobierno nacional, un intendente perteneciente a Cambiemos está seriamente comprometido en un severo escándalo narco. Se trata de Sergio Varisco, jefe comunal de Paraná.

Según la investigación, tanto él como otros dirigentes de su partido se encuentran estrechamente ligados a Daniel "Tavi" Celis, sindicado como jefe narco de la capital entrerriana.

En un intento de mejorar la delicada situación de Varisco, el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, sostuvo hace unos días ante los periodistas que "el intendente de Paraná la semana pasada se presentó espontáneamente ante el juez e hizo todas las acalaraciones del caso".

Sin embargo, el programa ADN que se emite todos los domingos por el canal C5N mostró que las cosas no fueron como Frigerio asegura: Varisco no se presentó espontáneamente, sino que fue citado a declarar en la causa por narcotráfico.

Allí confesó que conoce a Celis desde la campaña electoral de 2011, que estuvo en su casa en una reunión y que participó en actos políticos que, según la Justicia, fueron financiados por el presunto jefe narco.