Trabajadores despedidos de la construcción, y otros tantos del gremio de petroquímicos, saludaron la llegada de la ex presidenta Cristina Kirchner en su paso por la ciudad de Zárate.

 

Cristina participó en una marcha organizada por los trabajadores despedidos, quienes se movilizaron ante las más de 1100 cesantías por la paralización de las obras en la central Atucha II y otro medio millar en el sector petroquímico por el cierre de más de seis empresas.