Tras la brutal represión y el desalojo a los trabajadores de PepsiCo, se organizó una marcha enmarcada en una jornada Nacional de lucha, que partió desde el Obelisco, y culminará en el Ministerio de Trabajo de avenida Callao al 100.

Sindicatos, comisiones internas, organismos de derechos humanos, organizaciones sociales, estudiantiles y políticas se encuentran en plena movilización con el objetivo de repudiar el ataque a los trabajadores.
 
Exigirán además la inmediata reincorporación de los despedidos de PepsiCo, el fin de los despidos y denunciarán la represión policial.
 
Desde un comunicado de prensa, los trabajadores de la multinacional convocaron a "todos aquellos que se llenaron de bronca frente a la brutal represión del jueves pasado, a los que no quieren más familias en la calle y a los que se oponen a estas medidas contra los trabajadores y el pueblo a tomar esta marcha en sus manos, participar y ganar las calles para fortalecer esta lucha y todas las peleas de los trabajadores y empezar a ponerle un freno a los ataques de los empresarios y este Gobierno de los CEO".