Una vez más, el gobierno de Cambiemos tiró de la cuerda hasta que pudo. La Asociación Gremial de los Trabajadores del Subte y el Premetro (Agtsyp) había ratificado un paro de dos horas para este miércoles, de 21 a 23, en las líneas A y C, en el contexto de huelgas parciales en reclamo de la reactivación de las paritarias.

 

La agenda de protesta abarcaba a las líneas D, E y el Premetro, pero para el día viernes. Sin embargo, el gobierno porteño tuvo que ceder a la presión de la medida de fuerza propiciada por los metrodelegados y realizó un llamamiento de partes para iniciar las tratativas por las paritarias.
 
Roberto Pianelli declaró esta mañana en Radio El Mundo, horas antes del llamado gubernamental, que “seguimos en la misma situación que el primero de marzo”.
 
“Luego de transcurridos 141 días del vencimiento de nuestra paritaria y a pesar de haber realizado diversas acciones que no afectaron el servicio reclamando la apertura de la misma, hasta el día de la fecha no hemos sido convocados por la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad”, había dicho le dirigente.