Los presidentes de los países que forman parte del Mercosur, es decir Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, le reclamaron al gobierno de Venezuela entablar un diálogo con el bloque y consensuaron un documento en el que se insta al país del norte de Sudamérica a reestablecer "el orden institucional, la vigencia del Estado de derecho y la separación de poderes, en el marco del pleno respeto de las garantías constitucionales y los derechos humanos".

Foto Prensa Presidencia
Foto Prensa Presidencia

El documento no fue firmado por el mandatario boliviano Evo Morales, quien, en su discurso en la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur y Estados Asociados pidió "defender al Gobierno de Nicolás Maduro", ya que "fue electo por el voto popular".
 
Curiosamente, Macri había dicho esta mañana que realizaba un "llamado a la paz, a la libertad de los presos políticos y a la pronta implementación de un calendario electoral" en Venezuela. Pero poco y nada dijo sobre los presos políticos que existen en Argentina.
 
El exhorto a Venezuela se encuentra enmarcado en los términos del Protocolo de Ushuaia, firmado por el Mercosur en 1998, el cual contiene una Cláusula Democrática que vela porque no se violenten las democracias en la región.