Un Randazzo a la defensiva la pasó mal en la mesa de Mirtha
Un Randazzo a la defensiva la pasó mal en la mesa de Mirtha

El delgado margen discursivo que le quedó a Randazzo en esta infructuosa aventura electoral que ha decidido encarar le volvió a jugar una mala pasada en una aparición televisiva brava: la mesa de Mirtha Lengrad.

El postulante a senador en las listas bonaerenses de Cumplir volvió a chocar con el reiterado inconveniente que le plantea su posicionamiento: los antikirchneristas le recriminan su pasado como estrecho colaborador de la ex presidenta, mientras que desde el kirchnerismo se le reprocha la "traición" que presuntamente implica su alejamiento.

En esta ocasión, por supuesto, la conductora lo atacó por el primero de los flancos mencionados: su pertenencia al gobierno anterior. Y, reiterando un latiguillo que estrenó en uno de sus últimos programas, le lanzó: "Yo haría cualquier cosa con tal que no vuelva el kirchnerismo y La Cámpora".

Atrapado en una constante actitud defensiva, Randazzo intentó señalarle a la anfitriona que con esas expresiones "contribuye a lo que critica: la grieta".

Pero Mirtha lo cortó en seco: "No, no, no, es mi forma de pensar, qué grieta. ¿Por qué no voy a decir lo que siento? No fomento la grieta. Usted integró también el gobierno y han hecho tanto daño". Así dio por cerrado el entredicho, dejando con un sabor amargo al invitado.