La jefa del bloque del Frente Renovador, Graciela Camaño, cruzó con vehemencia a la diputada del PRO Silvia Lospenatto en el recinto de la cámara, donde se iba a tratar la exclusión de Julio De Vido.

Camaño pidió la palabra y a continuación realizó un llamamiento para someter a votación dos iniciativas: la quita del IVA a alimentos de la canasta básica y a los servicios de gas y energía para familias y pymes.
 
En ese contexto, Lospenatto explotó. "Nosotros no vamos a acompañar este apartamiento porque esta maniobra deliberada de transformar al recinto en un eje de campaña no lo vamos a permitir. Vinimos a tratar la exclusión del diputado De Vido, no a hacerle la campaña a Massa y al Frente Renovador", sostuvo. Y casi de inmediato difundió un correo electrónico privado del massismo.

El cruce de Camaño y Lospenatto

 

Lospenatto dijo que ese correo "andaba dando vueltas por las redes", ante la mirada estupefacta de la concurrencia. 
"Bajemos todos 11:15 para demostrar que sin nosotros no se sesiona en esta casa. ¿Cómo hacemos ya que no vamos a ganar la votación para quedarnos y sacar algo de rédito político? Entonces propongamos nuestros ejes de campaña. Después decía que a las 12:30 se iban a ir a una conferencia de prensa", sostuvo Lospenatto que decía ese correo. 
 
Camaño, en tono de fueria y subiendo la temperatura del ambiente, desmintió el texto, y dijo: "Le recuerdo que su presidente juró procesado por espía. Le recuerdo porque veo que usted espía chats. Además, miente. Le pido -presidente- que usted se haga cargo ya de mi teléfono y lea las conversaciones que he tenido durante el día de hoy y diga donde está lo que acaba de decir la filibustera diputada Lospenatto", dirigiéndose al presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó.
 
Otros diputados del Frente Renovador, como Felipe Solá, José Ignacio De Mendiguren y Alejandro Grandinetti, denunciaron que eran víctimas de "espionaje". Dijeron además que el correo en cuestión contenía "lineamientos internos de trabajo de Sergio hacia su equipo". "Si alguien lee un mail interno nuestro, no es que nos sentimos espiados, sino que efectivamente lo estamos siendo. No hay ninguna manera de que eso suceda sin un hackeo".
 
"Es gravísimo que una diputada muy allegada al presidente de la cámara y de relevancia en el recinto, como lo es Lospennato, haya dicho textualmente, casi como si lo estuviera leyendo, con las palabras exactas, un mail interno nuestro enviado esta mañana muy temprano a sólo cuatro diputados de nuestro espacio. La diputada Lospennato conocía la redacción exacta", dijo Solá.
 
"Somos espiados, suponemos que por la AFI, y que ellos les mandan a los diputados del oficialismo los mails que se envían desde los bloques de la oposición. Esto es gravísimo porque además no tienen problema en pedir la palabra y leer con las palabras exactas lo que dice ese mail", concluyó el ex gobernador de la Provincia de Buenos Aires.
 
De Mendiguren pedirá que se indague el tema en "comisión investigadora de acuerdo al artículo 118" y sostuvo: 
"Si una socia del Gobierno, como lo es Carrió, se siente espiada, ¿cómo podemos sentirnos quienes conformamos la oposición? Es por eso que pedimos esta comisión investigadora que esperamos que el presidente convoque de forma urgente".