La sesión de hoy en la cámara de diputados, convocada para tratar el apartamiento de uno de sus miembros, Julio De Vido, está dejando pasajes bastante vergonzosos para la imagen del cuerpo legislativo.

En ese sentido, una de las diputadas que lo advirtió y se lo hizo saber al titular de la cámara, Emilio Monzó, fue la bonaerense del Frente Para la Victoria Juliana Di Tullio, ex presidenta del bloque.

Ocurrió después de la intervención de Elisa Carrió, quien llevó a límites cada vez más peligrosos su estilo agresivo e irrespetuoso hacia los colegas que no opinan como ella.

En ese sentido, Di Tullio le expresó a Monzó: "Usted tiene hoy una gran responsabilidad que es llevar adelante una sesión muy difícil. Yo le voy a pedir que usted sea el garante, el que resguarde los artículos del reglamento".

"Porque he escuchado insultos, no solo descalificaciones, acusaciones gravísimas. Yo creo que usted resguarde los artículos 180 y 185 de este reglamento. Se lo exijo, señor presidente", emplazó la legisladora del peronismo.

"Se lo exijo. Y además creo que usted tiene la responsabilidad de asegurar estos dos artículos del reglamento. Si quiere se los leo, pero usted los conoce muy bien. Nadie puede agraviar o insultar a ningún diputado o diputada de la nación", puntualizó.

Y para terminar, señaló: "Lo que he escuchado, tanto del miembro informante (Pablo Tonelli) como la diputada preopinante (Elisa Carrió), ha sido escandaloso, presidente. Le pido que observe estos dos artículos y que haga que esta cámara los cumpla".