El legislador Marcelo Ramal, del Partido Obrero-FIT, denunció la intención del macrismo de “contrabandear una acción intervencionista sobre la crisis venezolana detrás de una supuesta defensa de la libertad de expresión”. 

 
El PRO introdujo el debate sobre Venezuela con un proyecto que sólo refería a la negativa al ingreso de Jorge Lanata en ese país, lo que repudiaba en nombre de la “libertad de expresión”. Finalmente el proyecto mencionado fue aprobado.
 

Twitter
Twitter

Nosotros defendemos el principio de la libertad de expresión, incluso cuando involucra a quien concurrió a Venezuela a actuar en abierta defensa del bloque de fuerzas derechistas en ese país. Pero al bloque oficialista no le importa la libertad de expresión, sólo se sirve de este asunto para  avalar la injerencia del macrismo y Trump en la crisis venezolana, dirigida a imponer una salida de recolonización económica integral”, explicó.  
 
Ramal presentó una declaración en la que repudia el desconocimiento del gobierno macrista “de la Asamblea Constituyente electa recientemente en Venezuela, como una violación del principio democrático de no intervención en los asuntos de otros Estados y como un intento de volcar la relación de fuerzas a favor de la oposición derechista y los intereses de los grandes pulpos petroleros venezolanos”.
 
Afirmó que este rechazo se produjo incluso cuando “nuestro partido no solamente ha repudiado la convocatoria de esa Constituyente sino incluso ha llamado a boicotearla, pero precisamente por las razones opuestas – por la intención, por parte del gobierno de Maduro, de fabricar un marco legal para seguir pagando y refinanciando una deuda externa usuraria, habilitar la privatización integral de la minería y de la cuenca petrolera del Orinoco, obtener la impunidad de los funcionarios oficiales en el saqueo del Tesoro nacional  y reforzar un régimen político de facto, asentado en la cúpula de las fuerzas armadas de Venezuela”.
 
Finalmente, la declaración presentada llama a “las organizaciones obreras y populares de Argentina a pronunciarse por una salida de independencia nacional, democracia política y progreso social en Venezuela, y a trabajar en común con las organizaciones independientes de los trabajadores venezolanos para hacer triunfar los intereses de las masas explotadas de Venezuela y de toda América Latina”.