Mundo

Crecen las tensiones entre Corea del Norte y EE.UU.

Kim Jong-un no descartó atacar con misiles la isla estadounidense de Guam tras la advertencia del presidente Donald Trump de que Pyongyang sufrirá "fuego y furia" si amenaza a Washington.

Corea del Norte declaró este miércoles que no descarta atacar con misiles la isla estadounidense de Guam tras la advertencia del presidente de EEUU, Donald Trump, de que Pyongyang sufrirá "fuego y furia" si amenaza a Washington.

El Ejército norcoreano, en un comunicado difundido por la agencia estatal de noticias KCNA, declaró que Pyongyang está "examinando atentamente un plan para atacar Guam con misiles balísticos Hwasong-12 de alcance medio y largo".

Pyongyang apuntó a la necesidad de disuadir las principales bases militares de EEUU en Guam, en particular la Base de la Fuerza Aérea Andersen, que alberga los bombarderos estratégicos estadounidenses, según informó Yonhap.

Corea del Norte señaló que el plan se someterá a "pleno examen" del Mando Supremo y será puesto en práctica "de manera consecutiva y simultánea" en cuanto lo ordene el líder coreano, Kim Jong-un.

La víspera, Japón destacó que Pyongyang "ha logrado avances significativos" en su programa nuclear después de realizar su primera prueba en 2006.

En tanto, el diario The Washington Post informó que el régimen norcoreano ya dispone de ojivas nucleares del tamaño necesario para instalarlas en sus misiles balísticos intercontinentales.

Por su parte, el gobernador de Guam, Eddie Baza Calvo, aseguró que nada amenaza a la seguridad de la isla. "Quiero asegurar a la gente de Guam que actualmente no hay amenaza alguna para nuestra isla o las islas Marianas", dijo en un vídeo publicado en Facebook.

Calvo dijo haber examinado la situación con la Casa Blanca y aseguró que no se han registrado cambios en el nivel de amenaza. El consejero de Seguridad Nacional de Guam, George Charfauros, a su vez, subrayó que el Departamento de Defensa estadounidense "sigue la situación de cerca" y se mantiene en alerta.

Las amenazas de Corea del Norte surgen en respuesta a una advertencia severa lanzada por el presidente estadounidense, quien desclaró ayer que si Kim Jong-un amedrenta nuevamente a Washington se enfrentará a un nivel de "fuego y furia" sin precedentes.

"Mejor que Corea del Norte no lance más amenazas a Estados Unidos", dijo el martes Trump en su club de golf en Nueva Jersey, pues de lo contrario Pyongyang "se encontrará con un fuego, una furia y un poderío que, francamente, este mundo no ha visto antes".

Este miércoles Trump afirmó que el arsenal nuclear de EEUU "es más fuerte y más potente que nunca", al tiempo que expresó la esperanza de que EEUU "jamás tenga que usar esa fuerza".

La senadora demócrata del estado de California, ex presidenta del Comité de Inteligencia, Dianne Feinstein, criticó los dichos de Trump."El aislamiento de Corea del Norte no detuvo su deseo de procurar armas nucleares, el presidente Trump tampoco ayuda a resolver la situación con sus declaraciones altisonantes", dijo.

A juicio de Feinstein, Washington debería de "emprender un diálogo de alto nivel con Pyongyang sin condición previa", ya que la diplomacia es "la única vía sensata".

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, amenazó con recurrir a "acciones físicas" contra Estados Unidos después de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobara el 5 de agosto nuevas sanciones económicas contra Corea del Norte por su persistencia en los ensayos nucleares.

La situación en la Península Coreana se ha agravado en los últimos meses debido a una serie de lanzamientos de misiles y pruebas nucleares llevadas a cabo por Pyongyang que fueron interpretados como una violación a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Con el último ensayo, realizado el pasado 28 de julio, se eleva a 11 el número total de pruebas de misiles balísticos que Corea del Norte realizó en lo que va de año, incluyendo dos lanzamientos fallidos en abril.  

Seguinos