No es la primera vez que el presidente Mauricio Macri dispara frases machistas o directamente misóginas. Lo hizo cuando afirmó que "a todas las mujeres les gustan los piropos, aunque les digan qué lindo culo tenés". En esta ocasión no se trató precisamente de un "piropo" sino de una agresión y fue para la ex presidenta Cristina Fernández.

"Cristina tiene un problema psicológico", escupió el mandatario en el marco de la amena charla que mantuvo con el conductor de Intratables, Santiago del Moro.

Macri

"Debe creer que todavía tiene el mando de la Argentina", agregó Macri al referirse a su predecesora y precandidata a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires en las PASO de este domingo.

En el mismo contexto, el Presidente aseveró que durante el gobierno anterior "hubo un sistema de estafa sistemática en el Estado que nos llevó a esta situación en la que estamos".

"Cuando llegué a Boca me dijeron que iba a hacer de Boca un club para ricos y lo hicimos uno de los clubes más populares del mundo", arremetió también sobre su tema favorito y que lleva a las giras internacionales: el fútbol.

"Cuando llegué a la Ciudad fue uno de los gobiernos con más inclusión en salud y educación. Llegamos acá e hicimos lo mismo. No vengo a perpetuar en la pobreza a la gente", aclaró en contraste con sus casi dos años de liderazgo en la Casa Rosada.

Además, confesó que su "círculo rojo" le criticó que no haya fustigado más a la administración kirchnerista.

También le dedicó un párrafo a Elisa Carrió, la vieja adversaria que se transformó en su principal defensora. "Es un encuentro maravilloso que he tenido en la vida. Después de mucho tiempo en el que no podíamos ni hablar, hoy la tenemos en nuestro espacio", dijo en referencia a la dirigente que, años atrás, calificó al entonces jefe de gobierno porteño de ser parte de "la mafia".

Reelección

En otro marco, aventuró que apostará por un segundo mandato. "Yo tengo un compromiso con los argentinos con el tiempo que me demande y que permita la Constitución", señaló.