Luego de la larga e interminable noche, a la espera de los resultados de las PASO, la candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana, Cristina Kirchner, emitió un comunicado en el cual expresa que "nos hemos enfrentado a un poder político que no solo controla el poder nacional, sino el provincial y el de la Ciudad de Buenos Aires".

 

 
En ese sentido, la ex Presidenta continuó explicando que se trató de "un nivel de concentración extraordinario e inédito, que cuenta, además, con el apoyo de todos los centros de poder económico, mediático y judicial; y con una inversión publicitaria desmedida, casi obscena. Un Gobierno con la suma del Poder Público. La desproporción de fuerza fue, y es, muy desigual y abrumadora".
 
En párrafos siguientes, Cristina explica en un extenso texto que "el Gobierno planteó un plebiscito sobre el ajuste, y lo perdió: dos de cada tres argentinos les han dicho que no. Que así no se puede seguir. Y ayer por la noche vivimos un hecho inaudito, insólito, vergonzante de manipulación política: intentaron ocultar la verdad, pero no van a poder".
 
Afirmó con vehemencia que "no vamos a parar hasta que se cuenten todos los votos, porque sabemos que hemos ganado. Cada voto cuenta, cada voto es parte de la soberanía popular. Y por un voto se puede decidir un legislador más o menos para defender a los ciudadanos de este ajuste insensible e injusto".
 
Posteriormente, la ex Presidenta y actual precandidata sostuvo que "todo el mundo habla de cómo frenar y poner un límite al Gobierno de Macri. Y nos alegramos de ello. Hemos recuperado para el debate político los problemas de la vida cotidiana de la ciudadanía: trabajo, comida, tarifas y medicamentos. La dignidad ciudadana, por fin, en el centro del debate".