Foto Revista Cítrica.
Foto Revista Cítrica.

En horas de la mañana de este miércoles, empezó a circular la información de que el juez Guido Otranto, quien está a cargo de la causa por la desaparición de Santiago Maldonado el 1 de agosto, tras una violenta represión por parte de Gendarmería en el Lof Cushamen mapuche, a unos 200 kilómetros de Esquel, periodistas de Revista Cítrica -quienes ayer denunciaron en una publicación el relato de cómo Gendarmería golpeó y se llevó a Maldonado- se dirigieron al predio mencionado.

Sin embargo, en la ruta vieja de El Maitén, la Policía impidió el paso de la prensa, "de una manera poco amable", según denunciaron los periodistas. 
 
No conformes con eso, no solamente no se identificaron -como correspondería a una fuerza de seguridad nacional- sino que además, celulares en mano, filmaron el rostro de los ocupantes del auto, además del automóvil en sí, y la patente del mismo.
 
 
 
 
En un claro ejercicio de amedrentamiento, además del acto de filmar, se acercó una patrulla de Gendarmería para aumentar la intimidación.
 
 
Después del "estado de alerta" dictado por los habitantes de la zona, y tras el primer rastrillaje realizado por la Justicia a cargo de Otranto, las fuerzas de seguridad liberaron los tres accesos posibles hacia la comunidad, los cuales estuvieron cortados durante horas, dejando a la Lof literalmente aislada.
 

Foto Revista Cítrica.
Foto Revista Cítrica.

 
En la imagen puede verse claramente a los efectivos, filmando a los trabajadores de prensa.