El ministro del Interior, Rogelio Frigerio criticó con dureza la marcha que la CGT ratificó para el próximo martes, 22 de agosto y apuntó a una supuesta debilidad de la central obrera.

Foto Telam
Foto Telam



"Lo que está viviendo el sindicalismo es una transición en su conducción que les hace cometer algunos errores”, consideró en torno a la movilización que no incluirá paro. En ese sentido calificó de “extemporánea” a la marcha que, aseguró, ocurre “cuando hay una economía que se está poniendo de pie".

"Ratificar esta marcha ¿en este momento? ¿A tres días de las elecciones? Me parece un error que tiene que ver con la crisis de conducción que tiene la central obrera”, atacó Frigerio.

"Si uno les pregunta a los sindicalistas con quién más tienen posibilidad de diálogo, no tengo dudas que van a decir con el gobierno de Mauricio Macri”, se atajó luego del anuncio de la cúpula de la CGT.

También volvió a cargar contra los motivos de la movilización al asegurar que "todos los indicadores económicos objetivos dicen que la Argentina está creciendo, la industria, la construcción está a nivel record, el crédito vuela, y el empleo se está recuperando".

Noticias relacionadas