El gobierno español aseguró que la célula terrorista que atacó en Barcelona está desarticulada
El gobierno español aseguró que la célula terrorista que atacó en Barcelona está desarticulada

"Podemos decir que la célula ha quedado totalmente desarticulada en Barcelona, después de ver las personas que han fallecido, las personas que están detenidas y de las identificaciones que se están haciendo", afirmó hoy el ministro de Interior Juan Ignacio Zoido en Madrid.

De esta manera, el gobierno español confirmó que no existe amenaza de otro atentado jihadista, aunque alertó que el "riesgo cero no existe", tras los ataques que tuvieron lugar en Cataluña el pasado jueves y que dejaron 14 muertos y más de 120 heridos.

La Policía continúa la búsqueda del presunto autor material del atropello masivo en La Rambla de Barcelona, que podría ser Younes Abouyaaqoub, un joven marroquí de 22 años residente en Ripoll (provincia española de Gerona). Hasta ahora hay cuatro detenidos por el hecho.

En la madrugada del viernes, nueve horas después del primer ataque, la policía regional catalana abatió a tiros horas a cuatro presuntos terroristas cuando realizaban otro ataque en Cambrils, que mató a una persona y dejó seis heridos. Además, la Policía registró la casa de un imán en la localidad catalana de Ripoll por su posible conexión con los ataques y que podría haber muerto en la explosión que tuvo lugar el miércoles, antes de los ataques, en una casa en Alcanar, otra localidad situada a 170 kilómetros de Barcelona. 

Esta vivienda es clave en la investigación, ya que está considerada como el centro de operaciones de la célula de atacantes islamistas radicales. Según analizan los investigadores, el grupo pretendía cometer atentados de mayor alcance en España, pero la explosión fortuita en la vivienda de Alcanar, donde al parecer almacenaban bombonas de gas, frustró sus planes.