Rubén López, el hijo del desaparecido Jorge Julio López, le recomendó a la familia de Santiago Maldonado, el artesano cuyo paradero se desconoce desde el 1° de agosto último tras el desalojo de una protesta mapuche en Chubut, por parte de la Gendarmería, "que confíe en la Justicia, pero que la controle".

López indicó que en este caso y el de su padre las situaciones "son iguales y también son distintas", y distinguió que en cuanto a Maldonado "cabe el término de desaparición forzada de personas porque fue ante un acto de represión de Gendarmería la última vez que se lo vio".

Y diferenció que "en el caso de mi viejo, es presunta desaparición forzada, tal el título de la carátula judicial, porque nunca se pudo corroborar si algún agente del Estado, llámese fuerzas policiales o funcionarios, haya sido partícipe o haya promovido la desaparición", indicó en diálogo con Radio El Mundo.

Respecto de la situación de su padre, desaparecido hace once años, López dijo que "no tenemos pruebas y hay suposiciones" sobre lo ocurrido, mientras que en lo que se refiere al artesano "sí quedó en evidencia que (la desaparición) fue durante un acto de represión de Gendarmería".

López estimó que "después tendremos que comprobar si el Estado está encubriendo a agentes propios, en este caso Gendarmería, o si éstos hicieron algo por 'motu proprio' y llevaron adelante la desaparición de Santiago, que creo está en evidencia que así sucedió, pero hay que conseguir las pruebas".

Dijo que "lo único que puedo decirle a la familia Maldonado es que confíe en la Justicia, pero que la controle, porque nosotros confiamos, pero tal vez no la controlamos de la manera que había que hacerlo desde el punto de vista familiar".

Agregó que "hay que confiar en la Justicia, pero hay que controlarla para que lleve adelante una investigación correcta, porque lo que no se hizo en las primeras horas de la desaparición (allanamientos, etc.), lamentablemente lleva a pensar que va a tardar mucho tiempo en descubrirse algo".