La ex presidenta y candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner, retomó esta tarde su presencia en las redes sociales con tres sugestivos tuits en los que reprodujo declaraciones que el intendente randazzista de San Martín, Gabriel Katopodis, hizo al periódico Página 12. 

 
"El peronismo tiene que reagruparse" para convocar a "un masivo voto opositor", fue el primer tuit que hoy publicó la ex presidenta, en el que comparte además la nota completa que Katopodis brindó al periódico.

En la nota publicada por la ex mandataria, Katopodis defiende al espacio liderado por Randazzo, aunque sostiene que para octubre, todos los sectores peronistas deben organizarse alrededor de un plan que los unifique "como una alternativa real", para convocar a "un masivo voto opositor". 
 
Minutos después, la ex mandataria publicó otros dos tuits con declaraciones incompletas del intendente que, justamente, esta vez no se alineó bajó su liderazgo y se mantuvo fiel al espacio Cumplir, que dentro del Frente Justicialista lidera el candidato a senador, Florencio Randazzo. 
 
"Si gana Cambiemos, vamos a seguir sufriendo y va a seguir aumentando la angustia que se ve hoy en día en las calles", fue el segundo mensaje que publicó la ex presidenta, dándole impulso a otra de las declaraciones de Katopodis.
 
"Rechazo y me sumo a la denuncia sobre la intencionalidad con la que el Gobierno manejó el recuento del escrutinio", fue la última declaración de Katopodis, que la ex presidenta publicó en las redes sociales. 
 
Las especulaciones en torno a los tuits de Cristina no se hicieron esperar, sobre todo porque hace apenas unos días los intendentes de la Primera sección electoral, que jugaron con Unidad Ciudadana, salieron a decir que tenderían puentes con sus pares randazzistas, Katopodis y Juan Zabaleta, intendente de Hurlingham.
 
Tras la elección, los dirigentes kirchneristas salieron a llamar a la unidad del peronismo sin dar cuenta que fueron ellos precisamente los que rompieron con el PJ y decidieron jugar por fuera del Partido, e incluso enfrentarlo, a cambio de no pelear la PASO con Randazzo.