La venganza: Macri echó a dos funcionarios nacionales de extracción sindical
La venganza: Macri echó a dos funcionarios nacionales de extracción sindical

Los dos estaban conectados con gremios que participaron de la movilización de la Confederación General del Trabajo. Los dos, ayer, día en que la CGT marchó a Plaza de Mayo contra el ajuste, fueron expulsados del gobierno nacional, donde ejercían como funcionarios.

En la tarde/noche del martes, mientras se limpiaba la Plaza y alrededores de papeles, banderas y demás elementos propios de una movilización, Mauricio Macri echó a Luis Alberto Scervino, hasta ayer superintendente de Servicios de Salud de la Nación, y a Ezequiel Sabor, viceministro de Trabajo.

Scervino había accedido a la Casa Rosada como una muestra de acercamiento de Macri a los "gordos" de la CGT, que tanto pujaron por ayudarlo a llegar a Balcarce 50. José Luis Lingeri, quien ofició de "calzador" para la entrada de Scervino, estuvo en el palco central de la central obrera en la marcha de ayer.

Scervino, según publicó el portal de noticias oficialilsta Infobae, será reemplazado por Sandro Taricco, hombre de Graciela "Hormiguita" Ocaña.

En tanto, Ezequiel Sabor era el fusible que, se sabía, iba a saltar de un momento a otro, ya que oficiaba como nexo entre el Poder Ejecutivo y los gremios. El casillero vacío lo llenaría Jorge Triaca.

¿Se achica más todavía la mesa chica del macrismo? La sensación de que el Presidente decidió cerrar el círculo que lo rodea está firme en la Casa Rosada, sobre todo después de lo que Cambiemos entiende como un respaldo de la sociedad luego del 35 por ciento logrado a nivel nacional en las PASO.