El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, justificó la violenta represión en Plaza de Mayo tras la marcha por la aparición con vida de Santiago Maldonado aunque reconoció que se abrió "un sumario interno para evaluar la actuación" de la Policía.

Captura C5N
Captura C5N



Más allá del gesto administrativo, Larreta aseguró que "la Policía actuó cuando surgieron las situaciones de violencia, cuando empezaron a tirar piedras y aparecieron con los palos”. También agregó: “No vamos a permitir la violencia en Argentina, en la Ciudad de Buenos Aires".

"Ahora vamos a mandarle a la Justicia todo el material fílmico para ir a fondo con la investigación sobre quiénes fueron los violentos", agregó a radio Mitre y dijo que "la Ciudad se presentará como querellante".

Noticias relacionadas