La candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires de Unidad Ciudadana, Cristina Kirchner, apareció de sorpresa en Avellaneda, en el marco de su campaña electoral.

Estuvo acompañada por jóvenes, abuelos y muchos vecinos que se fueron acercando a medida que se enteraban de su llegada. Realizó una extensa recorrida visitando una escuela técnica, un polideportivo municipal, un centro de jubilados, la sede del programa Envión en Villa Corina y un jardín maternal.

 

En la escuela técnica n°2, donde regularmente asisten unos 350 alumnos y se forman en distintas especialidades, junto al intendente Jorge Ferraresi, visitó las obras de reacondicionamiento realizadas por el municipio, e intercambió experiencias con los alumnos que se encontraban en los talleres del establecimiento de la especialización en automotores.
 
Luego se dirigió al polideportivo municipal “Gabino Alegre” donde cientos de chicos disfrutaban de distintas actividades deportivas al aire libre en la recién inaugurada cancha de alfombra sintética para Hockey y Fútbol.

 

Acompañada de una verdadera multitud que se había acercado al lugar, la ex presidenta se reunió con abuelos y abuelas del Centro de Jubilados y Pensionados “Barrio Corina” que estaban reinaugurando distintos sectores del establecimiento, como la tradicional cancha de bochas.
 
Finalmente, la candidata visitó las instalaciones del programa de inclusión social Envión y se reunió con maestras del jardín municipal Nº13.

 

El programa de Responsabilidad Social Compartida Envión nació en el municipio de Avellaneda y está destinado a chicos entre 12 y 21 años que se encuentran en situación de vulnerabilidad social. Entre sus principales objetivos el programa busca la inclusión, la contención, el acompañamiento y el diseño de estrategias para lograr la igualdad de oportunidades.

 
“Recién leía las cifras de desocupación de la parte sur de la Ciudad de Buenos Aires que son de casi un 17%. En el distrito más rico del país de cada 10 personas 4 no tienen trabajo, las horas que trabajan no son las necesarias para poder mantenerse o directamente están en negro”, precisó Cristina ante la prensa local.
 
En este sentido, la candidata a senadora nacional de Unidad Ciudadana afirmó que estamos ante “un aumento exponencial de la desocupación en apenas un año y medio de cuatro puntos en el sur, de dos puntos en el total de la Ciudad y que les voy a contar en el conurbano que tanto había costado bajar a un dígito y que en apenas un año y medio tenemos casi 12% según la última medición que ahora debe estar más alta”.
 
En este marco, Cristina indicó que su única aspiración “es que se pueda entender desde algún lado del gobierno nacional la necesidad de cambiar el rumbo y la política económica” ya que “es necesario un cambio de rumbo económico para volver a poner al trabajo como el gran organizador social”.
 
Por otra parte, al ser consultada sobre si existe una persecución judicial sobre su persona, la referente de Unidad Ciudadana señaló: “No solo lo creo. La hay y si algo faltaba como prueba es esta absurda acusación de encubrimiento de la AMIA”. 
 
Para Cristina “Lo que revela esta acusación es que se ha terminado el Estado de derecho en la República Argentina y que los fiscales y jueces pueden firmar cualquier cosa que le manden de la Casa Rosada”.
 
En este sentido, agregó que “da vergüenza decir que se quiso encubrir un atentado terrorista que ocurrió en 1994 cuando en 1994 yo era diputada provincial y Néstor Kirchner era gobernador. Si hubo encubrimiento fueron por otro lado”.
 
Finalmente, Cristina resaltó la “gravedad” de la caída del Estado de derecho “que se visibiliza no solamente en un caso de persecución judicial sino también en todo un  país que está reclamando dónde está Santiago Maldonado y en el mundo que está hablando de Santiago”, concluyó.