El jefe de Gabinete, Marcos Peña, se reunirá con el representante de la oficina regional para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), Amerigo Incalcaterra.

El representante de la ONU viajará a Buenos Aires a tal fin luego del pedido de la familia de Santiago Maldonado para que se conforme un grupo de expertos independientes que supervise y colabore con la investigación del joven desaparecido tras una violenta represión originada por el Estado Nacional a manos de Gendarmería, en la Pu Lof mapuche en Cushamen. 
 
Incalcaterra ya mantuvo sendas reuniones con el ministro de Justicia, Germán Garavano, y el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj.
 
El delegado de la ONU, residente en Santiago de Chile, a través de un comunicado de prensa de la Acnudh, había expresado su preocupación por la "falta de progreso en las investigaciones que se están llevando a cabo" y pidió a las autoridades "realizar la investigación apegándose a los estándares internacionales en materia de derechos humanos, en particular a la Convención para la protección de las personas contra las desapariciones forzadas".
 
"La Convención establece claros parámetros para llevar una investigación sobre este tipo de hechos. En especial cuando hay posibles señalamientos de la participación de la fuerza pública", afirmó Incalcaterra.
 
Cabe recordar que el 7 de agosto, apenas unos días después de la desaparición de Santiago Maldonado, el Comité de las Naciones Unidas contra las desapariciones forzadas exigió al Estado argentino tomar "todas las medidas urgentes que sean necesarias para buscar y localizar" al joven.