El furibundo huracán Irma pasó por Cuba antes que por Miami pero la televisión internacional pareció enfocarse únicamente en lo sucedido en la costa estadounidense. En la isla caribeña, la situación fue trágica para la vida humana, ya que al menos diez personas murieron como consecuencia del fenómeno climático.

Las víctimas fatales fueron resultado del derrumbe de edificios y postes eléctricos o bien ahogadas a causa del avance del agua, según señalaron fuentes oficiales a la prensa.

Siete de los diez fallecidos se registraron en La Habana, donde el domingo se registraron olas de 11 metros de altura.

La Habana inundada

“Han sido días duros para nuestro pueblo, que en solo pocas horas ha visto cómo lo construido con esfuerzo es golpeado por un devastador huracán”, dijo el presidente cubano, Raúl Castro, en un texto oficial publicado en el diario Granma.

“Las imágenes de las últimas horas son elocuentes, como también lo es el espíritu de resistencia y victoria de nuestro pueblo que renace con cada adversidad”, agregó.

Irma es el tercer huracán de los últimos años en número de víctimas mortales en Cuba. La tormenta Dennis, en julio de 2005, causó 17 muertes y Sandy, en octubre de 2012, once.

En Cuba, más de un millón y medio de personas fueron evacuadas en las zonas más vulnerables. En La Habana fueron desalojadas 10 mil personas por la cercanía de sus casas al mar o el mal estado de las viviendas.