A tres días del inicio del rastrillaje, la Policía Federal y Prefectura recorrieron cinco de los 800 kilómetros del Río Chubut. Se trata del tramo más cercano al lugar donde testigos vieron por última vez a Santiago Maldonado, desaparecido desde el 1 de agosto en medio de la represión de Gendarmería.



El rastrillaje comenzó el viernes por orden del juez federal de Esquel, Guido Otranto, y se detuvo durante el fin de semana. La pesquisa abarca ambas márgenes del río y no se ingresará al Pu Lof de Cushamen.

Más de cien policías participan de las tareas de rastrillaje, asistidos por un helicóptero que lleva una cámara térmica y un dron. También se cuenta con el trabajo de buzos de Prefectura.

Mientras tanto, se les toma declaración a gendarmes en el marco de la causa. Hoy brindaron testimonio Hugo Fabián Díaz, Daniel Alejandro Gómez, Orlando Federico Yucra y Juan Rofolfo Prieto. Ayer lo habían hecho otros tres.

Noticias relacionadas